Team Building Actividades

Team building: actividades para sorprender

Cuando una empresa busca actividades de team building, siempre quiere cumplir un objetivo. Puede ser el de unir a un equipo que se conoce poco, o el de afianzar la relación entre diferentes departamentos. Quizá lo haga para aliviar las tensiones de un trimestre difícil y muy estresante, o quizá simplemente lo haga por pura diversión.

Lo cierto es que elegir las actividades de un team building no resulta fácil para las empresas, así que te vamos a ayudar a elegir la actividad idónea para tu equipo. ¡Vamos!

Actividades de team building diferentes

Las actividades pensadas para empresas parten normalmente de una base: la diversión y la espontaneidad que muchas veces no permite la rutina. Pero las actividades de team building tienen un objetivo muy importante que no hay que perder de vista: hacer equipo.

No es lo mismo participar en una actividad en la que todo el mundo hace lo mismo a la vez que hacer actividades en las que cada persona suma para conseguir un objetivo.

Es decir, el team building está pensado para trabajar en equipo, como un equipo unido y por el bien de todo el equipo.

¿Buscas una actividad que aúne máxima diversión, adrenalina y que encima forme un equipo cohesionado? Estás buscando un team building artístico.

Team building artístico

Pensamos en el arte como algo cuya finalidad es solo la estética y el disfrute. Y así es en parte, pero a través del arte tradicionalmente se ha expresado una visión del mundo compartida y una manera de comunicación única.

El arte forma parte de la especie humana desde sus orígenes, y especialmente la música es algo intrínseco a los seres humanos.

Hay un vínculo entre la música y las emociones que nos lleva acompañando toda nuestra historia.

Estas son las ventajas de elegir actividades de team building artísticas:

  • La comunicación es la base de la actividad: escuchar, compartir y entenderse sin palabras.
  • El equipo es fundamental: no importa tanto el resultado individual como el grupal. Y este solo puede existir si todos trabajan con un mismo ritmo y también con un mismo objetivo.
  • El estado de ánimo de cada persona cambiará, desde los nervios del inicio al no saber qué pasará hasta conseguir la emoción, la alegría y la adrenalina de haber logrado crear algo bello.
  • El resultado será más de lo que se podría llegar a esperar al principio. No importa el nivel musical individual, importa la actitud.