team building empresas

Team building para empresas ¿dónde nace la idea?

El team building es un conjunto de técnicas y ejercicios que buscan formar equipos de calidad y alto rendimiento a través del desarrollo de relaciones interpersonales efectivas. Su propósito principal es motivar a cada uno de los miembros del equipo y así alcanzar los resultados planteados de manera satisfactoria. Debido a la creciente competencia de mercado, y las presiones en el ámbito laboral, el team building para empresas, se ha vuelto un elemento de gran importancia para los departamentos de recursos humanos.

¿Dónde y cuándo nació el Team Building?

Para hablar de los orígenes del team building, debemos mencionar al psicólogo británico William McDougall, quien en 1920 publicó un libro llamado “The Group mind”, este hablaba acerca de la importancia de los equipos de trabajo, y las condiciones y ambiente necesarios para crear un grupo de trabajo óptimo.

Sin embargo, no fue hasta 1927 cuando el profesor Elton Mayo comenzó a desarrollar una serie de estudios sobre la relación y efectos entre las condiciones de trabajo y los resultados obtenidos por los trabajadores de la fábrica Western Electric Hawthorne.

Este estudio demostró que los trabajadores no sólo tomaban en cuenta las condiciones físicas de trabajo, y la remuneración económica, sino que existe toda una serie de factores que influyen en su motivación, y a largo plazo en los resultados alcanzados. Las demandas sociales dentro de la empresa, los grupos creados, y los hábitos de los compañeros, son elementos esenciales que desempeñan un importante rol en el rendimiento de los empleados.

¿Cuál es la finalidad del Team Building para empresas?

Luego de este estudio, tomando como base los resultados obtenidos por el profesor Mayo, han sido muchos los psicólogos y empresarios que se han dedicado desarrollar y aplicar estrategias de Team Building para empresas, a fin de crear equipos de trabajo más eficientes, que permitan el desarrollo de las habilidades de cada uno de sus miembros.

Las diferentes dinámicas aplicadas, ayudan a los equipos trabajar en la resolución de conflictos, definir roles y objetivos del grupo, mientras desarrollan la confianza y el sentido de pertenencia de los diferentes miembros.

Si bien lograr un equipo de trabajo consolidado, no es tarea fácil, a través de la aplicación de las técnicas de Team Building, los resultados logrados mejoran considerablemente la calidad de los grupos, y en consecuencia aumenta la productividad general en los diferentes departamentos de la empresa.